Hace 10 años nunca hubiesen imaginado que una vieja y oscura cabaña podría tener tanta vida. Lone y Nels son los protagonistas que hicieron esto posible. cansados de la ciudad descubrieron una vieja y oscura cabaña de tan solo 39 metros cuadrados, con una gran imaginación vieron a través de sus viejas paredes y duelos una gran posibilidad de poder vivir junto al mar en una cabaña. Tras una bonita reforma de la cual además de su estructura en cuanto a colores solo quisieron conservar el de las paredes exteriores en color negro.

Tanto su interior como exterior le dieron un cambio radical. Ahora como podemos ver es una acogedora casa donde la madera de nudos y el blanco cobran protagonismo. En su interior aun conserva algunos muebles de mimbre que estaban en la casa acompañándolos hay otros conseguidos en tiendas de pulgas y mercaditos.

En la terraza, y a juego con la fachada podemos ver los sillones y mesas en mimbre de color negro, ideales para compartir una taza de té con los amigos y familiares al aire libre y con el solecito matutino y vespertino ya que gracias a su ubicación, se puede disfrutar de le, todo el día.
01-casa-de-campo
02-comedor
03-living
04-decoracion-terrazas
04-living
05-casa-de-campo

 Fotos

Espero que os guste, feliz viernes y fin de semana mentes creativas

Logotipo subscribete rosa 01

Comparte y disfruta

    One thought on “Viviendo en una casa de campo”

    1. Uno de mis sueños es tener una casita así en medio de las montañas para poder escaparme cuando esté cansada del mundo.
      Ésta me parece magnífica.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies