Con un bajo presupuesto y una antigua iglesia del siglo XIX en estado de ruina, fue el difícil reto al que se enfrentó el estudio BBVH arquitectos . Y el más difícil todavía, convertirlo en un espacio de trabajo, cómodo y adaptado a las nuevas normas y tecnologías con un presupuesto muy ajustado.

Una iglesia de 1866 convertida en unas espectaculares oficinas frente a un precioso pescadero es nuestra protagonista de hoy.

Una iglesia en estado ruinoso ha dado paso a unas instalaciones con espacios abiertos, coloridos y muy creativos. Los encargados de dicho reto, el estudio BBVH arquitectos tras la reforma en estas oficinas, desarrollan su trabajo diariamente en la empresa Acato.

Techos altos y espacios muy iluminados es lo que nos encontramos en su interior, donde antes había un laberinto de pasillos, es ahora tres diferenciadas zonas, las oficinas y dos apartamentos, todas ellas en tonos blancos, amarillo y todo elegantemente vestido en madera y decorado con preciosas plantas.

Una de las zonas reformadas que más me ha llamado la atención, ha sido el balcón del coro, ahora accesible por unas preciosas escaleras de acero recubiertas en madera que nos conducen a la que es ahora una moderna sala de reuniones.

 

aaa

 

Y no podía faltar un espacio de relax para reponer fuerzas y tomarse un tentempié…

…con una preciosa nevera SMEG. ¡Me encanta!

 

Fotos

Espero que os guste, feliz martes mentes creativas.

Comparte y disfruta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    CERRAR