Nos desplazamos hasta Noruega para visitar un hotel para los que les guste estar en continua conexión con la naturaleza. El hotel está dividido en siete cubos acristalados para no perder de vistas el espectacular paisaje en el que está situado el hotel. Levantarte una mañana con estas vistas o disfrutar de un desayuno rodeado de un entorno llenos de naturaleza es un privilegio.

El hotel es de estilo minimalista, en el que el cemento es el protagonista y la madera aporta calidez. Las alfombras repartidas por gran parte del hotel o los baños en un intenso amarillo, se llevan parte de la atención al romper el minimalismo.

Un lugar para descansar y relajarse mientras disfrutas de una sesión en el SPA. Los amantes de los deportes de aventura también pueden pasar unos cuantos días por su amplia oferta de actividades.






Fotos

Espero que os guste, feliz miércoles mentes creativas

Comparte y disfruta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    CERRAR