Este mes de septiembre he podido disponer de unos días de descanso, es por ello que uno de ellos lo he dedicado al alisado de la entrada de la casael hall“. Esta parte de la casa que da directamente al comedor tiene una superficie de 8’5 m2 de pared para alisar y pintar. Aprovechamos así para eliminar las pequeñas grietas por asentamientos de la vivienda y reparar las esquinas y zonas roídas por nuestro “Gremlin roedor” llamado Tambor que como podéis ver son bastantes y muy visibles.

DSC06611

Tras alisar “el distribuidor” el pasado mes de enero, que podréis ver -aquí- , he decidido volverlo a hacer con la entrada de la casa, usando el mismo método: Aplicando una base de material cubre gotelé, después un lijado, retocado y finalmente pintado.

Tras ver los problemas que me fui encontrando la vez anterior, os voy a comentar unos trucos y detalles que os ayudará a conseguir un alisado más profesional.

Lo primero, os mostraré los materiales empleados.

DSC06530

Esta vez para hacer la mezcla del planché he utilizado una mezcladora de pintura que he incorporado al taladro como si de una broca se tratase. Al utilizar poca mezcla, me es suficiente y por menos de 2€ me he ahorrado la faena de hacer la mezcla a mano.

trabajos

Como hemos aplicado una fina capa de cubre gotelé, no he quitado las molduras que tanto tiempo nos hubiese hecho perder además del gasto económico. Es por ello, que para conseguir un buen acabado solo hemos tenido que entretenernos en colocar muy bien la cinta de carrocero, prácticamente a ras de la pared estucada como se puede ver en la foto.

Quitar goteleEn el caso de las pequeñas grietas producidas por los asentamientos, rascar sin miedo con una rasqueta o con la punta de una espátula agrandando las grietas, para poder aplicar bien el material y evitar así que puedan volver a aparecer.

Grietas

Una vez seca la base de yeso, nos toca lijar toda la superficie. Un truco muy bueno para no dejar imperfecciones en la superficie de la pared es ver esta desde al ras del suelo, y en las franjas horarias donde el sol esté más bajo, (a primera hora de la mañana o cuando ya va ha empezar a anochecer) y si no es posible, deja que entre en la estancia una tenue luz natural y coloca una linterna en el suelo. Es el mejor truco para ver las imperfecciones en paredes y suelos.

A la hora de pintar, para dejar todos los recovecos y esquinas bien rematadas, primero le he dado una pasada con rodillito a toda la pared (uno más pequeño que el usado en la foto), luego con un pincel, he repasado todas las orillas y media hora después le he dado la segunda pasada nuevamente con el rodillo y perfecto. Y ya para conseguir un acabado exquisito, retirar cuidadosamente la cinta de carrocero antes de que seque del todo la pintura, de esta forma hemos conseguido que quede una línea perfecta.   Pared 1     Pared 2

Acabados 2

Puedo decir, que el alisado del “hall” nos ha salido por menos de 20€ gracias al material sobrante del distribuidor, más un saco de planché cubre gotelé, un mezclador, un rollo de cinta de carrocero, un rodillito para pintar y una lija. ¡Ah! y 4 horas de trabajo de un aficionado al bricolaje, jejeje.

Aquí finalmente podemos ver el contraste de las dos paredes: Por un lado, una sin tocar con su gotelé y color original, y la otra con el alisado y pintado acabado.

Contraste

Espero os haya gustado, feliz inicio de semana mentes creativas.

Comparte y disfruta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    CERRAR