Este mes de enero he podido disfrutar de unos días libres que he dedicado ha probar si era capaz de alisar las paredes de la casa. Mi casa en particular tiene las paredes con un tipo de estucado (gotelé) fino. Tras consultarlo, decubrí que tenía 2 formas de hacerlo, la 1ª y más costosa económicamente pero cómoda, y sencilla, alquilar una lijadora y lijar el estucado de la pared hasta que estuviese completamente lisa, entonces procedería al remate de pequeños defectos y pintado. Y la 2ª que es por la que me he decantado que es aplicar una base de mortero, lijado, retocado y pintado, pero mejor os lo explico detalladamente a continuación.

Los materiales para alisar las paredes del distribuidor con unos 4’5m² de pared, son los siguientes:

  • Un saco de material para alisar paredes con base de yeso.
  • Una llana para aplicar, expandir y allanar el mortero.
  • Una espátula pequeña para aplicar el mortero en las zonas estrechas y junto a los marcos de las puertas.
  • Lija fina, del tipo esponja.
  • Un pincel, un rodillo y por supuesto la pintura.

Comenzaremos protegiendo la zona de trabajo. Cubriendo suelo poniendo cinta de carrocero en las orillas de los marcos, interruptores y enchufes.

Humedecer la pared. Con una esponja humedeceremos toda la pared estucada para que coja humedad la pared, de esta forma evitar que al poner el mortero, esta absorba gran cantidad de humedad de la mezcla y no se adhiera bien el material.

Procederemos a cubrir el estucado. Haremos la mezcla del material de yeso con el agua y cuando esté fluida pero no líquida, la aplicaremos con la llana procurando aplicar a lo largo de toda la superficie la misma cantidad de material para conseguir así que quede la pared lo más plana y fina posible.

01

 Aprovecho el  mortero a base de yeso para tapar las grietas producidas por asentamientos de la vivienda muy visibles en la siguiente foto.

02

Una vez seco, veremos que han quedado irregularidades típicas de haber pasado la llana, será entonces cuando pasaremos la lija dibujando círculos y sin centrarnos en una zona concreta para conseguir un alisado homogéneo en toda la pared. La imperfecciones que veamos al acabar, las volveremos a tapar con la misma espátula, y una vez seco procederemos a lijar suavemente sobre las zonas retocadas, y listo.

Limpieza antes del pintado. El lijado nos habrá producido mucho polvo, así que limpiaremos toda la pared suavemente con un trapo húmedo.

Pintado. Una vez seco, y con ayuda de un rodillo pintaremos la pared. Con dos capas de pintura blanca sin diluir en agua, a mí me quedó perfecto.

Y listo, por unos 20€ me he podido alisar las paredes del distribuidor y no solo eso, teniendo ahora toda la herramienta y sobrante de pintura, simplemente con comprarme otro saco de material de yeso podría alisarme otra pared de la casa por no más de 7€.

Comparte y disfruta

    One thought on “Alisando las paredes”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    CERRAR